Doctor : Carlos Zehnder Bachmann
Departamento de : Medicina Interna
Especialidad : Nefrología
Teléfono : 610 8000

Pregunta: ¿Cómo prevenir las enfermedades al riñón, teniendo como antecedente familiar la diálisis de mi madre por dos años hasta el momento de su fallecimiento? ¿Qué hacer? ¿Qué comer y beber? ¿Será problema del agua corriente que consumimos, etc.? Solicito información para cambiar los hábitos a tiempo.
Pregunta respondida en Junio de 2006
El tratamiento de diálisis está indicado en pacientes con insuficiencia renal crónica, la que es causada por múltiples enfermedades, destacando la diabetes mellitus, la hipertensión arterial y la glomerulonefritis crónica.

Las dos primeras tienen una marcada predisposición familiar y son desencadenadas por una serie de factores relacionados con nuestro estilo de vida actual, como sobrepeso y obesidad, alimentación rica en grasas animales y sedentarismo. Una vez producida la insuficiencia renal, ésta evoluciona con mayor rapidez al estado que requiere de diálisis, si se mantiene un estilo de vida poco saludable.

La mejor manera de prevenir las enfermedades renales más relevantes y de hacer más lenta la progresión de la insuficiencia renal, es adoptando una forma de vida saludable en la que se debe evitar el sobrepeso y el aumento del colesterol, la ingesta excesiva de alcohol, dejar el hábito de fumar, disminuir la ingesta de sal y practicar ejercicios físicos en forma regular. También, es recomendable evitar el abuso de tabletas analgésicas y antiinflamatorias.

El sobrepeso y el aumento del colesterol se controlan con una alimentación rica en verduras y frutas, reservando las carnes rojas para una vez por semana e ingiriendo pescado y pollo o pavo dos veces por semana. Si bien se han descrito efectos beneficiosos del alcohol, éstos sólo se presentan con un consumo no mayor a una copa de vino al día, cualquier cantidad mayor es dañina.

El tabaco claramente altera la función renal y se asocia al desarrollo de insuficiencia renal crónica. Nuestra dieta contiene una gran cantidad de sal y se asocia a aumentos de los valores de presión arterial, por este motivo es neceario reducir los alimentos salados como embutidos y no salar las ensaladas. El hábito sedentario también es un significativo factor de riesgo de diabetes, hipertensión, enfermedades cardíacas e insuficiencia renal; por lo tanto, se recomienda una actividad física moderada como caminar rápido, andar en bicicleta, trote suave durante treinta minutos por lo menos cinco días a la semana para evitar las complicaciones mencionadas.

Además, consulte a su médico para exámenes preventivos una vez al año.