Doctor : Verner Codoceo Rivas
Departamento de : Medicina Interna
Especialidad : Diabetología
Teléfono : 610 8000

Pregunta: ¿Cómo funcionan las vitaminas liposolubles?
Pregunta respondida en Abril de 2003
Sabiendo que las vitaminas son compuestos orgánicos necesarios para algunas reacciones químicas en el metabolismo corporal, estas moléculas pueden dividirse en hidrosoluble y liposolubles según sean capaces de disolverse en medios acuosos o en disolventes oleosos como aceites o grasas. Esta cualidad le otorga a la vitaminas liposolubles características especiales como el ser absorbidas fácilmente en el intestino junto a los alimentos grasos, que son sus principales fuentes, y una vez en la sangre depositarse en los tejidos grasos no siendo excretadas por la orina como las hidrosolubles. Así la carencia de estas vitaminas es rara pero es posible considerar la probabilidad de intoxicación por acumulo de ellas en el caso de ingesta desproporcionada. Pertenecen a este grupo las Vitaminas A, D, E, K.
Vitamina A:
Es esencial para el crecimiento, contribuye a la formación del colágeno y así a la hidratación y mantenimiento de la piel, la visión, huesos, dientes, uñas y pelo. Esta vitamina aparece ya formada en los alimentos de origen animal, mientras que en los vegetales aparece como betacarotenos, molécula precursora de Vitamina A.
Vitamina D:
Interviene en la absorción del calcio y fósforo en el intestino, y por tanto en el depósito de los mismos en huesos y dientes. Aparece en los alimentos lácteos, yema de huevo y aceites de hígado de pescado. Otra forma de sintetizarla es a través de la exposición a la luz solar. Esta síntesis ocurre convirtiendo el ergosterol de la piel en vitamina D. Su carencia produce alteraciones óseas, trastornos dentales y alteraciones metabólicas, como raquitismo y tetania, con síntomas de calambres musculares, convulsiones y bajo nivel de calcio en sangre. Su exceso lleva a debilidad, cansancio, cefaleas y náuseas, similares a los de una presencia excesiva de calcio.
Vitamina E:
Llamada también tocoferol, es un antioxidante que ayuda a proteger los ácidos grasos. Así cuida al organismo de la formación de moléculas tóxicas. Evita la destrucción anormal de glóbulos rojos, trastornos oculares, anemias y enfermedades vasculares. Se encuentra principalmente en la yema de huevo, aceites vegetales germinales (soja, cacahuate, arroz, algodón y coco). Vegetales de hojas verdes y cereales y panes integrales.
Vitamina K:
Participa del sistema de coagulación de la sangre. Tiene dos variantes naturales. La K1, proveniente de vegetales de hoja verde oscura, hígado y aceites vegetales; también, en alfalfa, tomates, cereales integrales e hígado de cerdo. La K2, es producida por las bacterias intestinales. Su carencia se evidencia por la prolongación del tiempo necesario para que se produzca coagulación.