Preguntas al doctor


Ojo con la vesícula  
Chile tiene uno de los más altos índices mundiales de cálculos a la vesícula. Según afirma el doctor Carlos Lizana, cirujano digestivo de
CLC, no es posible prevenir los cálculos, pero sí evitar complicaciones asociadas a ellos, como el cáncer o la pancreatitis.
 
Con la colaboración del Dr. Carlos Lizana S.
Departamento de Cirugía Adultos
Artículo publicado en la revista Vivir Más en Abril de 2007
 

1. ¿Por qué se forman cálculos en la vesícula?

Aunque es un problema que se conoce desde hace más de 1500 años, aún no está bien dilucidado por qué se forman. Sí se sabe que la edad, la obesidad y condiciones como la diabetes y cirugías previas del intestino, son factores asociados. También el género y la carga genética. Los cálculos afectan hasta cuatro veces más a las mujeres, especialmente a las de 30 a 60 años, y son más frecuentes en la raza caucásica.

2. ¿Cómo afectan a la salud?

Hay dos tipos de complicaciones: las inflamatorias o infecciosas colecistitis, colangitis y la pancreatitis) y, menos frecuentemente, las complicaciones tumorales o cáncer de la vesícula biliar.

3. ¿Qué es un "ataque a la vesícula"?

Es el nombre común de la colecistitis, inflamación de la vesícula que se produce cuando los cálculos obstruyen la salida de bilis hacia el intestino, después de que la persona consume alimentos.

4. ¿Y qué son la colangitis y la pangreatitis?

La colangitis se produce cuando los cálculos son muy pequeños y pasan al colédoco, que es el conducto que lleva la bilis desde el hígado al duodeno. Esto provoca ictericia, infección biliar y hepática e incluso septicemia. Cuando los cálculos tapan el esfínter de Oddi,
ubicado en la parte terminal del colédoco, pueden causar pancreatitis, que es una de las peores complicaciones junto con el cáncer y la colangitis.

5. ¿Ante qué síntomas preocuparse?

Dolor intenso después de comidas abundantes, localizado bajo las costillas
derechas, boca del estómago e irradiado a la espalda. A veces sobrevienen náuseas y vómitos.

6. ¿Los cálculos se transforman en tumores cancerosos?

No, es sólo un factor asociado. Quienes viven mucho tiempo con cálculos parecen tener más riesgo de tener cáncer de vesícula.

7. ¿Se pueden prevenir los cálculos?

No; sólo evitar las complicaciones. Por eso todas las personas después de los 30 años, especialmente las mujeres, deberían hacerse una ecografía del abdomen periódicamente. Muchas personas pueden tener cálculos y no saberlo por no haber presentado síntomas. La ecografía es la única manera de diagnosticarlos antes de que se presenten complicaciones severas.

8. ¿Cómo se eliminan?

El único tratamiento eficiente y definitivo es la cirugía mediante la cual se extrae la vesícula. La operación –colecistectomía laparoscópica– es videoguiada y mínimamente invasiva. Se hacen incisiones de un centímetro en la zona abdominal, y la hospitalización no supera los dos días.

9. ¿Cómo es la vida sin vesícula?

Absolutamente normal. Sólo hay que comer liviano y evitar hacer fuerza la semana siguiente a la cirugía. Después se puede hacer y comer de todo.

Kenny Alaluf (55), banquetera
• A fines del año pasado empezó a sentir dolores agudos en la boca del
estómago, que se repitieron diariamente durante casi un mes. “Eran tan
fuertes que se me cortaba la respiración”, cuenta.

• Consultó al gastroenterólogo de CLC Raúl Acuña, quien le pidió una
ecotomografía abdominal. Nunca se había hecho una antes. Tenía un cálculo vesicular de 13 milímetros.

• La operaron por laparoscopía y estuvo dos noches en la clínica. “Me fui
a mi casa un viernes, y el domingo estaba tomando sol en la piscina. La
única restricción fue que no pude manejar en cinco días. Me sacaron los
puntos casi dos semanas después y me quedaron cuatro marquitas rojas en el abdomen que ahora apenas se notan”, precisa.

• Jamás volvió a sentir un dolor y lleva una vida completamente normal.
“Hasta seguí comiendo con pimienta y ají, dos condimentos que me gustan mucho”.