Preguntas al doctor


El dolor de ovarios no existe  
Los ovarios son órganos que no tienen sensibilidad, por lo que en estricto rigor no es posible que "duelan". Pero sí existen muchas mujeres que llegan al Servicio de Urgencia porque ya no pueden más del dolor... "de ovarios".  
Servicio de Urgencia, Departamento de Obstetricia y Ginecología
Artículo publicado en la revista Vivir Más en Junio de 2005
 
Accesos directos
  Dismenorrea  
  Anexitis  
  Endometriosis  
  Embarazo ectópico  
  Quiste de ovario torcido o roto  


El famoso dolor de ovarios no es tal. Lo que en realidad sucede es que existen otras complicaciones, también relacionadas con el sistema reproductivo, que sí pueden causar fuertes dolores abdominales; y que en la mayoría de los casos deben ser vistas por un doctor y tratadas a tiempo.

  Dismenorrea

Es el dolor cólico abdominal que aparece con la menstruación, generalmente producido por contracciones uterinas intensas. Existen tres grados de dismenorrea, en la de primer grado no es necesario tomar medicamentos, la de segundo grado se pasa al tomar un analgésico y la dismenorrea de tercer grado implica un dolor tan intenso que la persona, a pesar de usar analgésicos, no puede realizar sus actividades cotidianas.

  Anexitis

Es una inflamación de las trompas y ovarios, que se detecta con un examen ginecológico. La anexitis causa dolor abdominal bajo hacia uno de los lados del abdomen, fiebre, malestar general y decaimiento. Se puede resolver con un tratamiento médico, y en los casos más graves con tratamiento quirúrgico.

  Endometriosis

Es la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina, ya sea sobre la superficie de órganos como los ovarios, el intestino, trompas de Falopio, útero, vejiga, u otros; o sobre la superficie de la cavidad peritoneal. Estos focos endometriales ectópicos sangran cada vez que hay menstruación, produciendo dolor e inflamación. A largo plazo pueden producir infertilidad. El tratamiento puede ser médico (hormonal) o quirúrgico.

  Embarazo ectópico

Es un embarazo que se implanta fuera de la cavidad del útero, habitualmente en una de las trompas de Falopio (embarazo tubárico). Los embarazos ectópicos causan un intenso dolor abdominal, generalmente bajo el ombligo. Están asociados a atraso menstrual y a otros síntomas del embarazo, como náuseas, asco y distensión abdominal. El tratamiento por lo general es quirúrgico.

  Quiste de ovario torcido o roto

Ambos causan un dolor agudo en el abdomen, acompañado de náuseas y vómito. En los casos de ovario torcido es necesario hacer una cirugía para sacar el quiste. Cuando el quiste se rompe, la caída de sangre o del contenido del mismo quiste puede irritar el peritoneo u otros órganos vecinos dentro del abdomen, causando dolor e hinchazón. En estos casos, el tratamiento puede ser médico o quirúrgico.

Ovulación dolorosa
Durante la ovulación, el folículo que contiene el óvulo se rompe para que éste salga; y al romperse a veces sangra. Si el sangrado cae a la cavidad abdominal, la membrana que la cubre (peritoneo) se puede inflamar (peritonitis), causando dolor. La ovulación dolorosa se trata con analgésicos.

  ¿Cómo prevenir?
Al llegar a la pubertad, todas las mujeres deberían hacerse una evaluación ginecológica no invasiva, en la que el especialista conversa con la paciente, le hace un examen físico general, un examen ultrasonográfico y un estudio hormonal, para descartar cualquier patología ginecológica. Toda mujer debiera tener un control anual con su ginecólogo.