Preguntas al doctor


Laringitis obstructiva  
En invierno y primavera, con frecuencia se observan en los niños obstrucciones respiratorias por inflamación de la laringe. En primavera, además de ser secundarias a infecciones virales, pueden ser debido a reacciones alérgicas, y constituyen un cuadro clínico de manejo urgente.  
Servicio de Urgencia
Artículo publicado en la revista Vivir Más en Noviembre de 2004
 
Accesos directos
  En primavera  


Las obstrucciones de laringe en los niños, que se dan habitualmente en invierno, en general tienen un origen viral, y constituyen el cuadro clínico de laringitis obstructiva. Esta se da con frecuencia en niños de entre 6 meses y 4 años. El paciente, estando en buenas condiciones generales, con romadizo y algo de tos -o incluso asintomático-, presenta bruscamente dificultad respiratoria. Esto ocurre muchas veces durante la noche y se manifiesta por los siguientes síntomas:

*Disfonía: Voz ronca, hasta llegar a ser inaudible. En lactantes, se manifiesta por un llanto muy ronco.
*Estridor inspiratorio: Sonido parecido a un ronquido, que se produce al inspirar (tomar el aire). Al principio puede ser audible cuando el niño está llorando, y luego incluso en reposo (sin llanto).
*Tiraje: Se refiere al "hundimiento" de las costillas del niño.

La laringitis obstructiva viral se divide en cuatro grados:
Grado 1: El niño presenta disfonía y estridor al llanto.
Grado 2: Presenta disfonía, estridor en reposo y tiraje discreto.
Grado 3: El niño presenta los mismos síntomas del grado 2, pero más intensos.
Grado 4: El niño está de tal modo obstruido, que presenta cianosis (color azulado). Es una urgencia extrema.

Toda persona que presente una laringitis grado 2 debe acudir a un Servicio de Urgencia. El paciente debe hospitalizarse para observación del cuadro. Con estas medidas disminuyen las complicaciones en forma notable. Rara vez se llega al extremo de una laringitis grado 4. Lo importante es consultar precozmente.

  En primavera

En primavera y verano se observa con más frecuencia una dificultad respiratoria conocida como edema laríngeo anafiláctico, que generalmente es secundaria a picaduras de insecto, inhalación de pólenes, ingestión de conservas en mal estado y reacción a algunos medicamentos (penicilina).

Por lo general el paciente tiene historia de reacciones alérgicas, comúnmente en la piel, que van aumentando en relación con la exposición a los alergenos descritos. Con esta historia previa, el niño presenta un cuadro clínico en que, junto con la dificultad respiratoria, existen manifestaciones de alergia en la piel (generalmente urticaria).

El paciente presenta disfonía, estridor al inspirar y tiraje, producto de la inflamación por alergia de la laringe. Debe ser llevado a un Servicio de Urgencia. Si se encuentra lejos de un centro asistencial, puede utilizar un antihistamínico o un corticoides, pero debe consultar lo antes posible.