Preguntas al doctor


Cuidado con los golpes  
Los golpes o contusiones ocurren a cualquier edad, pero la mayoría de las veces los sufren los niños y jóvenes en sus actividades recreativas, tanto en el colegio como en la casa.  
Servicio de Urgencia
Artículo publicado en la revista Vivir Más en Noviembre de 2004
 
Accesos directos
  Cómo actuar ante una lesión  
  Golpes en la cabeza  
  Qué hacer  


Las zonas habitualmente afectadas por las contusiones son las extremidades y, menos frecuentemente, la cabeza y el tronco. Las lesiones más comunes, resultado de estos golpes, son los esguinces, luxaciones y fracturas.

  Cómo actuar ante una lesión

La magnitud o intensidad del dolor, la imposibilidad de mover normalmente una extremidad y la deformidad de la zona traumatizada, dan una idea aproximada de la importancia de la lesión sufrida.

Si la persona se torció una extremidad o sufrió un golpe en ella y no puede moverla, la mejor forma de aliviar el dolor y proteger la zona traumatizada es inmovilizar la extremidad. Esto se hace rodeándola con elementos rígidos, como tablillas o listones, y envolviendo el conjunto con vendas o pedazos de género. En el caso de las fracturas, esto tiene gran importancia, ya que al moverse la zona, las astillas del hueso pueden romper vasos sanguíneos o nervios cercanos a los bordes óseos.

  Golpes en la cabeza

Los golpes en la cabeza a veces pueden tener consecuencias serias. El cráneo es una caja rígida y no permite que los tejidos que están dentro se hinchen, como cualquier otra estructura de nuestro organismo. Cuando la cabeza recibe un golpe, los vasos sanguíneos pueden ocasionalmente sangrar, aumentando la presión dentro del cráneo. Este sangramiento, por aumento de la presión, desplaza y comprime el cerebro, y produce diversos síntomas, el más importante y característico es la pérdida de la conciencia.

Los síntomas más importantes que deben llevar a consultar al médico son:

*Pérdida de la conciencia, aunque sea fugaz.

*Desorientación en el tiempo y lugar.

*Náuseas, vómitos y mareos.

*Períodos de amnesia o pérdida de la memoria.

*Pérdida de fuerza en cualquier extremidad.

*Cualquier alteración de la conducta o de los sentidos.

  Qué hacer

Frente a un traumatismo de cráneo con alguno o varios de los síntomas ya mencionados, se debe acudir a un Servicio de Urgencia.

En caso de que el paciente tenga alteración de conciencia y usted decida trasladarlo personalmente a un centro asistencial, debe proteger la columna cervical manteniendo la cabeza inmovilizada y alineada con el tronco. Para esto puede poner almohadillas a los lados de la cabeza, apoyadas en los hombros, o utilizar un par de elementos rígidos que impidan que la cabeza bambolee libremente con respecto al tronco.

Es recomendable que, al trasladarlo en auto, el paciente vaya semisentado en un ángulo de 30 grados y no totalmente acostado.