¿En que consiste?

En el Síndrome de ovario poliquístico se produce un desbalance hormonal, donde hay una mayor cantidad de andrógenos. Es una patología bastante frecuente y afecta entre un 5 a un 10% de las mujeres jóvenes.

  ¿Cómo se manifiesta?

Puede manifestarse como alteraciones en las menstruaciones, desde menstruaciones irregulares hasta ausencia de ésta.

Las pacientes con Síndrome de ovario poliquístico pueden tener aumento del pelo corporal (hirsutismo), acné, piel y pelo muy graso. También puede verse pigmentación más oscura en el cuello, cuando se asocia a insulinorresistencia.

  ¿Qué exámenes se deben realizar para efectuar un diagnóstico?

El diagnóstico se realiza en base a la historia clínica y el examen físico. Se solicitan estudios hormonales para evidenciar el hiperandrogenismo y descartar otras enfermedades que pueden semejarse en su forma de presentación clínica. También se realizan estudios para evaluar glicemia e insulina.

También puede solicitarse una ecografía, sin embargo, es importante mencionar que el aspecto ecográfico de los ovarios poliquísticos no es sinónimo de síndrome ovario poliquístico. Durante la adolescencia, los ovarios suelen verse de aspecto polifolicular.

  ¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento esta enfocado a manejar los síntomas de cada paciente. Según el caso, se buscará controlar las menstruaciones –con anticonceptivos o progesterona cíclica-, manejar el exceso de pelo, acné y seborrea, con anticonceptivos o antiandrógenos.

Es importante saber que según la severidad de los síntomas puede requerir un manejo en conjunto con dermatólogos.

Como parte del tratamiento, no debe olvidarse mejorar estilos de vida con una dieta adecuada y ejercicio físico regular.

Dado que las pacientes con Síndrome de ovario poliquístico son más propensas a generar insulinorresistencia y problemas con los lípidos, deben cuidarse desde jóvenes para disminuir su riesgo de enfermedades cardiovasculares.

En algunas pacientes, además de estos cambios en estilo de vida, se usa un medicamento (llamado metformina) que es un insulinosensibilizante. La duración del tratamiento es variable.

  ¿Cómo queda el paciente después del tratamiento?

La paciente puede beneficiarse del tratamiento tanto a corto como a largo plazo. A corto plazo, logrará menstruaciones regulares y mejoría en acné e hirsutismo.

A largo plazo, disminuye el riesgo cardiovascular y eventual riesgo de hiperplasia endometrial y cáncer de endometrio (que se asocia a anovulación crónica no tratada).

También es importante, en los casos en que se asocia a insulinorresistencia, controlarla previo a que una mujer se embarace, ya que puede asociarse a mayor frecuencia de problemas obstétricos, como aborto.

Equipo médico