1. Estudio y selección

Este periodo tiene tres objetivos:

  1. Evaluar la gravedad de la enfermedad y corregir lo reversible
  2. Evaluar detalladamente el estado de salud
  3. Comenzar un programa de rehabilitación respiratoria

Al final de este proceso, los pacientes pueden ser inscritos como candidatos a trasplante, o bien ingresar a un tratamiento específico y rehabilitador. Los requisitos que una enfermedad debe cumplir dependen del diagnóstico específico de la enfermedad, así un paciente con enfisema pulmonar severo posee un conjunto de requisitos distintos al de un paciente con fibrosis quística.

Esta evaluación se realiza por lo general en 4 días de hospitalización, y algunas de las actividades que se realizan son:

Orientación e instrucción por el equipo de enfermeras oordinadoras
Evaluación por el equipo médico y quirúrgico de trasplante pulmonar
Evaluación de la función pulmonar
Kinesioterapia y rehabilitación respiratoria
Evaluación anestésica
Evaluación cardiológica y exámenes de función cardiovascular
Evaluación psiquiátrica
Estudios de laboratorio e inmunológico
Evaluación dental y otorrinolaringológico
Evaluación nutricional

  2. Lista de espera

Se denomina Lista de espera a la lista que mantiene en Chile el Instituto de Salud Pública y que reúne –por orden de precedencia- a todos los pacientes candidatos a trasplante pulmonar de Chile.

Esta lista es administrada externamente a los centros acreditados de trasplante pulmonar, y es quien determina el destino final de los órganos donados.

Durante este período de espera, los pacientes se encuentran en constante evaluación y contacto con las coordinadoras de nuestro programa. La duración de la espera es variable, pero a menudo no supera los 4 meses.

La compatibilidad de un donante pulmonar con un receptor depende del grupo sanguíneo AB0, el grupo rH, el tamaño de ambos, y el número de pulmones que se necesiten.

A diferencia de otros órganos (como el riñón), no se realizan estudios de compatibilidad cruzada, sino que se verifica mediante un examen cuan similares son y si existen anticuerpos contra el órgano, debido a la premura del tiempo.

Una vez realizada la donación de un órgano compatible, se avisa al paciente que contempla la lista de espera y se hospitaliza. Por ello, los candidatos deben estar ubicables constantemente y a una distancia que asegure su pronta hospitalización. Algunos pacientes de regiones deben trasladarse a vivir a Santiago durante el tiempo de espera.

  3. La operación o trasplante pulmonar

La operación del trasplante pulmonar posee dos grandes fases:

El procuramiento o extracción de los órganos
El implante o trasplante

El procuramiento es una etapa crucial y de gran impacto en el resultado final: se extraen los órganos y se preservan con técnicas que permiten la sobrevida sin daño por al menos 6 horas. Una vez extraído el órgano, es trasladado al pabellón central para su implante.

Una vez realizado el implante, el paciente comienza inmediatamente a utilizar el nuevo órgano, y sale del pabellón a la Unidad de Cuidados Intensivos. Durante las siguientes tres semanas, el paciente se adapta progresivamente al órgano y al tratamiento de inmunosupresión.

Algunas de las complicaciones que se deben manejar en este período son el daño pulmonar por reperfusión, las infecciones y el rechazo agudo. Actualmente, se utiliza un protocolo (guía preestablecida de tratamiento) de inmunosupresión administrado en un esquema que disminuye el riesgo de infecciones y rechazo agudo.

El período post operatorio inmediato es crítico, requiere de alta especialización, acceso expedito a técnicas de diagnóstico y a tratamientos complejos y de un equipo con experiencia previa en el manejo de pacientes con trasplante pulmonar.

  Equipo médico